miércoles, 5 de agosto de 2009

Karate Solitario

La senda (Do) del Karate, es un camino dificil de recorrer, exigente y solitario. En este camino encontraremos profesores y amigos que nos muestren la via, pero deberemos recorrerla solitariamente en un camino que pareciera no tiene fin, por lo mismo no debemos desesperarnos en esta busqueda, la que irá cambiando de objetivos a medida que avanzamos en ella.
La asistencia a un Dojo de artes marciales tradicionales, y guiados por un buen profesor nos potenciará en la busqueda de una mejor técnica y acompañado a esto comenzaremos a cambiar nuestra forma de pensar, y de expresarnos en la vida. Intentaremos formarnos como mejores personas, dejando de lado la arrogancia y los egos, buscando el autocontrol y la humildad.
Sin duda la energia colectiva que se logra al entrenar en un Dojo nos motiva para seguir en esta senda tan dificil, donde siempre será mas facil como dice mi Sensei "realizar cualquier otra cosa, ver Tv, jugar un partido de futbool o mas comodo aun ...no hacer nada".
En este dificil camino existen aveces personas que nos pueden enseñar que todo el esfuerzo que realizamos asistiendo a clases en el dojo 3 veces por semana, no es tan dificil como realizar este entrenamiento en solitario, donde no hay un compañero ni un Sensei motivandote a no abandonar tu busqueda.
Verdaderamente estas personas tienen un grado de motivacion y exigencia superior al promedio, ya que ademas de asistir al dojo, tambien son capaces de continuar su busqueda solitariamente emulando quizas a esos antiguos maestros que buscaban la perfeccion en interminables practicas en la montaña o quizas a orillas del mar.
Si bien es cierto que esta practica solitaria puede tener sus contras, ya que a menos que tengamos una gran parte del camino recorrido caeremos inevitablemente en fallas tecnicas, pero como dijo Sensei Funakoshi " ES MAS IMPORTANTE EL ESPIRITU QUE LA TECNICA".
Estas reflexiones han venido a mi despues de encontrar un video de uno de mis compañeros de Karate y además mi hermano. El, en solitario continúa con su entrenamiento cuando no puede asistir al dojo, la verdad nunca le crei mucho hasta que vi este video, que debo decir sin su concentimiento he colocado en este post.
Solo verlo me ha motivado a seguir entrenando mas duro todavia...espero que sea una motivacion tambien para quienes comienzan a recorrer esta senda del karate, la que esta llena en sus costados de personas que lo abandonaron antes de lograr su verdadera meta, esa meta que para algunos será un cinturon de color y para otros una forma de vida.

viernes, 24 de julio de 2009

Como moverse en el Combate o Kumite

Para golpear o patear de manera efectiva, es necesario trasladar constantemente el peso de una pierna a otra. Esto implica un perfecto control del equilibrio corporal. El equilibrio es el aspecto más importante de la posición "en guardia" Naturalidad significa "facilidad" y "comodidad", así todos los músculos podrán actuar con la mayor velocidad y soltura. Permanece suelto y ligero, evita la tensión y la contracción muscular. Distingue entre comodidad en la ejecución y comodidad personal. Así, podrás cubrirte y golpear con mayor precisión, velocidad y potencia. A causa de su posición avanzada, tu pie y mano adelantados distribuyen al menos el 80 % de las patadas y golpes de mano (están a medio camino entre el punto de partida y el objetivo). Es importante que puedan golpear con potencia y rapidez aisladamente o en combinaciones. También, deben ser reforzadas por una igual precisión del pie y mano atrasados.Antes de que los movimientos puedan tener lugar, debe producirse un cambio en la tensión muscular en ambos lados de las articulaciones que van a moverse. La efectividad de este trabajo muscular conjunto es uno de los factores que determinan los límites de velocidad, resistencia, potencia, agilidad y corrección en las ejecuciones de atletismo. En actividades de resistencia, estáticas o lentas, tales como mantener una mano fija en una posición o soportar un peso, los músculos de ambos lados de la articulación actúan con firmeza para fijar el cuerpo como en la carrera o el lanzamiento, los músculos que lindan la articulación se alargan y contraen respectivamente para permitir el movimiento. Todavía hay tensión en ambos lados, pero en el lugar en donde se produce el alargamiento, ésta es reducida considerablemente. Cualquier exceso de tensión en los músculos que se extiendan actúa como un freno y por ello decelera y debilita la acción. Tal tensión antagónica incrementa el gasto de energía del trabajo muscular, resultando de ello una fatiga prematura. Cuando se lleva a cabo una tarea nueva, que es diferente en intensidad, cantidad, repetición o duración. se debe adoptar un patrón enteramente nuevo de ajustes fisiológico. Así, la fatiga experimentada en actividades nuevas no se debe sólo al uso de músculos diferentes, sino que también es debido al efecto de frenado causado por una coordinación impropia.La característica del luchador experto es su facilidad de movimiento, hasta durante el mayor esfuerzo. El novato se caracteriza por su agarrotamiento (excesiva tensión), desperdicio de movimiento y exceso de esfuerzo. Esa rara persona, el "luchador natural" parece estar provisto de la habilidad de llevar a cabo cualquier actividad deportiva, tanto si tiene experiencia en ella como si no, con facilidad. La facilidad es la habilidad de ejecutar la acción con tensión antagónica mínima. Se encuentra en unos luchadores en mayor medida que en otros, pero todos pueden desarrollarla. El luchador cuyos movimientos parecen torpes, que no encuentra nunca la distancia apropiada, que es siempre "advertido" por el oponente, nunca "adivina" sus intenciones y siempre hace las suyas evidente antes de transformarlas en una acción física, está sufriendo principalmente de una falta de coordinación. El luchador bien coordinado lo hace todo suavemente. Parece alejarse y acercarse suavemente con mínimo esfuerzo, despistando al oponente. Usualmente su "timing" es bueno, ya que sus movimientos son tan rítmicos que tienden a establecer el ritmo complementario a los movimientos de sus oponentes, ritmo que puede romper a su favor debido a su propio control muscular. Parece adivinar a su oponente porque, usualmente toma la iniciativa y, a distancia larga, fuerza las reacciones de su oponente. Sobre todo, ejecuta sus movimientos con un propósito, más que con una esperanza dudosa, porque tiene confianza en sí mismo.Los músculos no tienen el poder de guiarse a sí mismos, sino que la manera en que actúan y, consecuentemente, la efectividad de su actuación, depende por completo de cómo los guía el sistema nervioso. Así, un movimiento mal ejecutado es el resultado de un impulso nervioso enviado a músculos equivocados, o enviado u fracción de segundo antes o después de lo debido, o enviando en un impropio o con una intensidad escasa.El movimiento bien ejecutado se debe a que le sistema nervioso ha sido entrenado hasta el punto en que envía impulsos a ciertos músculos haciendo que éstos se contraigan en la fracción de segundo exacta. Al mismo tiempo, se cancelan los impulsos a los músculos antagónicos, permitiendo que éstos se relajen. Los impulsos apropiadamente coordinados surgen con la intensidad exacta requerida y se paran en la fracción de segundo exacta en que ya no son necesarios.Por lo tanto el desarrollo de la coordinación es un asunto de entrenamiento muscular. La transición desde un esfuerzo muscular totalmente incoordinador hasta el adiestramiento de la más alta perfección es un proceso de desarrollo o desenvolvimiento de las conexiones del sistema nervioso. Los psicólogos y biólogos nos dicen que los billones de elementos que forman parte del sistema nervioso no están en conexión directa unos con otros, sino que las fibras de una célula nerviosa están entrelazadas con las de las células que la rodean en tan íntima proximidad que los impulsos pueden pasar de unas a otras por un proceso de inducción. El punto o momento en que el impulso pasa de una célula a otra se llama sinapsis. La teoría de la sinapsis explica el porqué de que el niño que mostraba respuestas totalmente incoordinadas ante el estímulo (o vista) de una pelota, llega a ser, eventualmente, un gran futbolista.
Cortesia de: "http://karatedavid.blogspot.com/"

sábado, 6 de junio de 2009

El Ki

El KI
En japonés, KI es la energía interna mental que hace iniciar el movimiento muscular. En chino, CHI es la energía interna mental asociada a la energía física de los movimientos que han sido iniciados por el KI. En el Karate Tradicional, el KI se usa en el mismo sentido del CHI, como las energías interna y externa.

El Karate Tradicional enseña al estudiante:
1. a utilizar el KI para dirigir sus acciones físicas generando movimientos que sean precisos y fuertes, y
2. a ser capaz de percibir el KI que dirige las acciones de su oponente. En resumen, se trata en primer lugar de construir un sistema interno de comunicaciones por medio de la utilización del KI, y segundo, de construir un sistema externo de comunicaciones por medio de la utilización del KI.

Cuando usted tiene un deseo o intención, se mueven electrones en su cerebro. Este movimiento de electrones es lo que se llama KI en japonés. El KI transporta mensajes u órdenes a cualquier lugar dentro de su cuerpo, por lo que en las artes marciales resulta esencial entrenarse para hacer su KI fuerte y fluido. Como resultado de ese entrenamiento usted podrá lograr movimientos más precisos y poderosos, lo que significa que el KI podrá fluir fácilmente a cualquier punto (comunicación dentro del cerebro y desde el cerebro a cualquier parte del cuerpo).

A medida que su KI se mueve, el campo eléctrico que rodea su cuerpo cambia. En la guerra contemporánea los misiles son dirigidos por radar y los defensores detectan los movimientos del misil por radar. En el Karate, a medida que su oponente le ataca conducido por su KI, usted, utilizando su propio KI, podrá percibir la intención del atacante justo antes de que él se mueva.

Visualización del KI – El ojo de la mente

Mantenga un dedo levantado y mírelo. ¿Qué siente en la yema del dedo?, ¿Siente usted como una palpitación o calentamiento? En el momento que usted se concentra en una parte de su cuerpo, un mensaje se mueve a ese lugar porque usted está pensando en él, aún cuando no haga nada físico. A esto se llama KI (CHI en chino). El KI es su deseo o intención.

El Ki y el Universo
"Algunas personas piensan que el Ki es una fuerza sobrenatural. Sin embargo, Ki no es un poder sobrenatural. Ki es la energía infinita que existe entre nosotros.
Es importante aplicar el Ki en la vida cotidiana. Esta es la llave para tener una mejor vida.Es importante pensar respecto al Ki. Todos dicen que quieren hacer lo mejor con su vida. ¿Qué es lo que hace que una vida sea plena? ¿Si tu tienes suficientes cosas puedes decir que tienes una vida plena?.


Trabajo, vida, dinero, amor...pueden haber muchas respuestas.Yo defino una vida plena como el Ki Universal que llena ambos la mente (kokoro-corazón) y el cuerpo. Nosotros somos parte del Universo, por lo tanto, es natural que nuestro Ki y el Ki del Universo estén siempre en intercambio. Nosotros llamamos a este estado “ikiteiru” o “ikioshiteiru” en japonés. Y cuando nosotros hacemos esto, tenemos vitalidad.
Como lo he dicho, si el intercambio entre nuestro Ki y el Ki del Universo es obstaculizado, nosotros estaremos en mala condición. Y si este intercambio se detiene completamente, nosotros moriremos. Llamamos a esto, “iki o hikitoru” en japonés. Si extendemos Ki, nosotros podemos recibir Ki fresco del Universo. Y podemos intercambiar Ki entre el Universo y nosotros. Algunas personas dicen que si usamos Ki, el Ki se va a ir acabando. Como consecuencia ellos raramente usan Ki. Nosotros no debiéramos parar de extender Ki. Si paramos de extender Ki, no podemos intercambiar Ki con el Universo. Si el agua esta estancada, el agua se pudrirá. Sin embargo, el agua que fluye no se pudrirá.

El Ki es similar al agua. Aún cuando el Ki aparezca detenido, el Ki siempre esta intercambiándose con el Universo. Es verdad que nuestro Ki puede disminuirse radicalmente. Sin embargo, también es verdad que mientras más usamos Ki, más Ki recibimos. Si intercambiamos Ki con el Universo, nuestra fuerza de vida se activará y estaremos saludables.

El Universo nunca se detiene. El Universo está siempre cambiando. Sin embargo, nosotros no podemos sentir este movimiento con nuestros sentidos. Estamos en la tierra. La tierra rota diariamente y gira alrededor del sol. Sin embargo, nosotros difícilmente nos damos cuenta de esto. Si tu te sientas en una silla sin moverte, tu sangre está circulando dentro de tu cuerpo. No hay nada en Universo que no se mueva. Puedes entender que no es natural detener tu Ki si tu entiendes este principio de la naturaleza.

Respirar es similar, si exhalas, naturalmente la inspiración le sigue. Si tu tratas de detener tu respiración intencionalmente, esto no es natural. Entendiendo este principio, serás capaz de hacer ejercicios de respiración confortablemente."
Traducción al Ingles de Libro Koichi Tohei Sensei, Respiración Ki, en el numero 4, del BLOG del sensei Shinichi Tohei. Traducción por sensei Jaime Ubilla.

sábado, 30 de mayo de 2009

El karate de Okinawa

Practicado en secreto hasta 1878 - el año en que la clase samurai fue abolida y Okinawa quedó formalmente incorporada al Japón -, el karate era esencialmente ecléctico en su naturaleza. Aquellos que se iniciaban en el karate solían estudiar diferentes formas y técnicas bajo la dirección de varios instructores. La denominación actual de estilos de combate se distinguía de dos maneras. La división se hace generalmente entre Shuri-te (por la antigua capital real de Okinawa, Shuri) y Naha-te (por el puerto de mar Naha). El desarrollo del karate continuó y Shuri-te dio realce a lo que se denomina Shorin ryu. Éste es un estilo de movimientos rápidos que favorece los movimientos ágiles y las evasiones hábiles.
Naha-te siguió de cerca de los sistemas clásicos de kung-fu del sur de Shaolín, siendo alternativamente suave y duro en sus aplicaciones, usando posturas más altas, pasos semicirculares y golpes circulares potentes. Se le llegó a conocer como Shorei ryu. También se desarrolló un estilo intermedio entre estos dos, en la población de Tomari, y recibió el nombre de Tomari-te.

El karate de Okinawa
Teniendo en cuenta los estilos contemporáneos, es más fácil examinar el karate de Okinawa según la división de estilos externos o internos.

Shorin ryu (Estilos externos)
El linaje de la familia comenzaría con Tode Sakugawa, seguido de Sokun Matsumara y Yasutsune Itosu. Se cree que los últimos crearon o transmitieron la mayoría de las formas del karate de Okinawa. Itosu introdujo el karate en las escuelas públicas de Okinawa en 1907 y creó los katas Pinan. Sus alumnos, como Choki Motobu, Chotoku Kyan, Gichin Funakoshi, Chosin Chibana, etc., constituyen la generación de karatecas más importantes que organizaron estilos de karate formalmente o proporcionaron unas bases a través de los estudiantes. A partir de Itosu, el Shorin ryu puede dividirse en cuatro importantes estilos:
* Kobayashi ryu
El primer sistema llamado formalmente "Shorin ryu" por Chosin Chibana en 1928. Kobayashi significa "estilo del bosque de pinos jóvenes", una interpretación de los caracteres de Shorin ryu (Shaolín).
* Shobayashi ryu
"Estilo del bosque pequeño". Otro subestilo del Shorin ryu que desciende de Yasutsune Itosu a través de su alumno Chotoky Kyan.
* Matsubayashi ryu
"Estilo del bosque de pinos". Este subestilo Shorin fue fundado oficialmente en 1974 por Shosin Nagamine, quien estudió con los discípulos de Itosu y Motobu.
* Matsumara ryu ortodoxo
Este subestilo fue fundado por Hohen Soken, descendiente de Sokon Matsumara, el principal instructor de Itosu.

Naha-te (Estilos internos)
Los estilos de Naha-te generalmente se considera que consisten en los dos siguientes:
* Goju ryu
El estilo que procede del Kingai de la provincia de Fukien, se asemeja mucho a los estilos de kung-fu de dicha provincia, tales como el de la grulla blanca.
* Uechi-ryu
"Estilo de la familia Uechi". Al igual que el Goju, este estilo está fuertemente influenciado por el kung-fu de Fukien, en especial el Pangainoon, que consiste en las formas del tigre, grulla y dragón de los cinco métodos de boxeo de animales de Shaolín. Fundado y denominado así por Kanbun Uechi.

El karate japonés
El karate fue introducido al Japón en 1922 por Gichin Funakoshi y Choki Motobu - discípulos de Yasutsune Itosu-. Funakoshi permaneció en el Japón popularizando el karate y, en el proceso, este arte marcial se hizo peculiarmente japonés. El cuerpo gobernante en Japón es la Federación Japonesa de Karate, que ha designado lo que ella considera como las cuatro escuelas principales:
Goju Ryu
Shito Ryu
Shotokan
Wado Ryu
Otros estilos sobresalientes del karate desarrollado en Japón, son:
Kyokushinkai
Motobu ryu
Shotokai
Existen por lo menos cien estilos de karate. Cada persona funde los conceptos y técnicas del karate que ha aprendido con sus propias experiencias. De ahí que siempre surjan estilos y practicantes de un estilo tradicional que pueden llegar a sus propios descubrimientos y a partir de éstos a nuevos estilos. El karate, como la vida, está siempre en un proceso de transformación.

domingo, 17 de mayo de 2009

Como trabajar los abdominales.

ORDEN DE TRABAJO DEL ABDOMEN
Los músculos del abdomen son tremendamente sinergistas entre sí, es decir, que en las acciones motrices propias del tronco, suelen interaccionar entre ellos y no solo la acción se debe al protagonismo de un solo músculo.A través de elegir los ejercicios adecuados podemos dar más énfasis a una zona u otra, o a un músculo más que a otro, pero nunca conseguiremos aislar a un vientre muscular en concreto.La zona superior del recto del abdomen es la más sinergista, es decir, interviene siempre que trabajamos la zona abdominal, por el contrario, la zona inferior del abdomen, se ve muy poco solicitada.Según estas conclusiones es lógico empezar a trabajar por aquellas zonas que menos trabajan o intervienen, y dejar para la parte final las zonas más sinergistas, que son las que siempre van a estar presentes.El orden de trabajo deberá ser entonces el siguiente:
1)Zona inferior del recto del abdomen.
2)Oblicuos.
3)Zona superior del recto del abdomen.

Al principio de la sesión de entrenamiento deberemos dar más énfasis a la zona inferior y a medida que vamos eligiendo otros ejercicios dar más protagonismo a la zona superior.Si lo hacemos al contrario y empezamos con ejercicios para la zona superior, cuando intentemos involucrar al resto de la musculatura la zona superior estará agotada y no será capaz de realizar su función de fijación y estabilización, con lo cual la técnica del ejercicio se verá afectada y no localizaremos el trabajo en el músculo deseado, transmitiendo esfuerzos y sobrecargas a otras zonas del tronco como la zona lumbar o cervical, lo cual puede provocar lesiones.Pese a todo, y para añadir variedad al entrenamiento, algún día de tu rutina de abdomen (por ejemplo cada 3 entrenamientos) puedes cambiar el orden de los ejercicios, esto les sorprendera.

EJECUTANDO LOS EJERCICIOS DE ABDOMINALES

Una postura correcta aumentará la efectividad del ejercicio, aumentando el rendimiento y disminuyendo los riesgos de lesiones y sobrecargas innecesarias.

-La cabeza debe estar relajada para no forzar la musculatura del cuello, para ello, la mirada la mantendremos en un ángulo de 45º,mirando hacia arriba y delante, quedando la barbilla separada del cuerpo.

-Las manos las colocaremos detrás de la cabeza y nunca detrás de la nuca o tocando la sien. Deberemos ser conscientes de que el peso de ella descansa sobre nuestras manos.

-Los brazos deben estar con los codos flexionados y separados y no cerrarlos al subir.

-Durante la ejecución el abdomen no se debe elevar ni abultarse,hay que comprimirlo, metiéndolo hacia dentro.

-Al terminar cada repetición la zona lumbar debe permanecer siempre en contacto con el suelo.Si se arquea, levantándose y despegándose del suelo es que el abdomen no tiene fuerza para fijarla, en este momento debemos parar.

-En el Curl-up (abdominales clásicas), tan solo elevaremos el tronco unos 45º, mientras, las piernas permanecerán con las rodillas flexionadas, evitando así que la zona lumbar se arquee.Utilizar una velocidad adecuada-Excepto en los ejercicios para potencia, la velocidad en el resto de ejercicios debe ser siempre constante y pausada.

-Jamás debemos realizar movimientos con inercias, balanceos o rebotes.

-Realizar siempre la fase llamada "negativa" o movimiento de bajada, mas lenta que la "positiva" o movimiento de subida.

-Si no somos capaz de controlar esta velocidad de ejecución, no estamos localizando el ejercicio en el abdomen y debemos parar.Coordinar la respiración-Si queremos lograr una máxima contracción y localizar los musculos del abdomen debemos coordinar la respiración; en la fase positiva (en contra de la gravedad, cuando se produce la contracción) el aire debe ser expulsado por la boca, y en la fase negativa (a favor de la gravedad) se debe coger aire por la nariz.Jamás aumentar el volumen o la intensidad en sacrificio de la técnica-Tener siempre presente que "importa mas la calidad que la cantidad". Es mucho mejor realizar pocos ejercicios bien ejecutados y localizados que hacer muchos sin localizarlos e implicando a otros grupos musculares.Ser consciente de los músculos que actúan-Muchos de los problemas a la hora de realizar los ejercicios vienen provocados por no "sentir el movimiento".Es importante saber que músculo está actuando y saber que acción provoca.Trabajar los músculos antagonistas-En el caso de la musculatura abdominal, su antagonista es la musculatura lumbar.Normalmente esta musculatura ya está suficientemente tonificada, debido a que es muy postural e intervine en otros ejercicios. Por tanto no necesita un alto nivel de carga pero si es conveniente trabajarla de forma específica, sobretodo cuando el nivel de entrenamiento va también aumentando. Ejercicios como el "Buenos días", "Peso muerto" o las "Hiperextensiones" son estupendos para trabajar la zona lumbar.No sobreentrenarlos-El abdomen es como otro músculo, también se puede llegar a sobreentrenar. No es recomendable superar las tres sesiones de abdominales a la semana excepto para programas muy especializados y dejar descansar adecuadamente al musculo.

¿Trabajo de fuerza, resistencia o potencia?

-Si lo que deseamos es conseguir un buen tono muscular, trabajaremos la fuerza-resistencia; altas repeticiones y poca resistencia.

-Si practicamos un deporte de fuerza como halterofilia, judo, etc, o buscamos un desarrollo muscular, es conveniente el entrenamiento de la fuerza; alta intensidad a través de máquinas u otros medios y repeticiones moderadas.

-Mientras que si pretendemos mejorar la potencia como es el caso de gestos de fuerza explosiva;boxeo, lanzamientos, gimnastas, etc, es necesario trabajar la potencia, involucrar a la velocidad. Con pesos moderados realizar movimientos explosivos; con balones medicinales, compañeros, barras, etc.

jueves, 30 de abril de 2009

Fallecio Sensei Anichi Miyagi

El Karate Goju Ryu esta de duelo, se ha informado sobre la muerte de An´ichi Miyagi Sensei, sucesor de Chojun Miyagi Sensei y gran maestro de la IOGKF, falleció este martes 28 de abril a los 78 años. An´ichi Miyagi Sensei nació en Naha, Japón, el 9 de febrero de 1931. Quedó huérfano por la guerra con catorce años y encontró un trabajo para mantenerse a él y sus dos hermanos en la Base Militar de Kadena. Escuchó hablar de Chojun Sensei a unos amigos, y se dio cuenta de que vivía a cinco minutos de su casa. El 1 de febrero de 1948, junto a tres amigos, comenzó su entrenamiento en Goju Ryu a la edad de 16 años. El entrenamiento se hacía en el jardín de la casa de Chojun Sensei, de ahí que se le llamase el Jardín Dojo. Chojun Sensei era un maestro exigente. Antes de que comenzase su entrenamiento como tal, An´ichi debía limpiar el jardín y mover las piedras pesadas de un lugar a otro. Estos quehaceres servían para que su maestro pudiera observar el carácter de An'ichi, su puntualidad, perseverancia y tenacidad. Tras casi un año de entrenamiento duro, limpiando la casa de Sensei, haciendo té y cuidando de Chojun Sensei demostró su compromiso, dedicación y lealtad. Así fue que Chojun Sensei lo eligió como único estudiante del dojo y empezó a enseñarle el estilo completo, incluyendo los heishu gata, kaishu gata, bunkai y finalmente la esencia (gokui) del Goju Ryu durante los seis últimos años de su vida. Chojun Miyagi Sensei confió así el futuro del Goju ryu al joven An´ichi Miyagi, quien alcanzó el grado de Saiko Shihan en la IOGKF. Continuando con la tradición del estilo, Miyagi Sensei eligió como único alumno a Sensei Morio Higaonna.


Tensho Kata, Sensei Anichi Miyagi

sábado, 25 de abril de 2009

Tuite, el secreto del Okinawa Te

Los mas avanzados secretos de las artes marciales fueron mantenidos lejos de Occidente por mucho tiempo. El verdadero significado de los Kata no se revelo hasta que los Grandes Maestros de hoy han empezado a difundir el TUITE. Este consiste en técnicas de agarre, torsiones, presiones en puntos especiales, volteos y golpes en zonas vitales del cuerpo humano.

Los primeros conocimientos de Karate fueron introducidos en Estados Unidos después de la Segunda Guerra Mundial , algo mas de diez años tardaron en llegar a la Argentina ( a fines de los años 60 y principios del 70 ) . Los más avanzados secretos de las artes marciales fueron mantenidos ocultos a los practicantes de Occidente . El objeto de este procedimiento de enseñanza era el de difundir masivamente el arte marcial , pero mantener la dependencia de los creadores , dado que los instructores occidentales eran de bajo nivel . También se les inculco a estos instructores una metodología de enseñanza basada en un verticalismo militar muy estricto y poco natural , no solo en el disciplinario trato con los alumnos , sino también en lo administrativo , de esta manera se aseguraban la continuidad y obediencia a las disposiciones que ellos dieran . Los escasos conocimientos de la cultura Japonesa permitieron que esta metodología se mantuviera durante mucho tiempo , si a eso se le suma la masiva capitación que produjo el arte marcial nadie se puso a pensar si la enseñanza era correcta o no . La constante dedicación , los adelantes técnicos locales , y las aptitudes de nuestros practicantes hicieron imposible continuar manteniendo en secreto la verdadera escénica de cada movimiento . A esto se le suma la pujante inquietud de los mas avanzados en las practicas que viajaron hasta la misma Okinawa para nutrirse de conocimientos en origen motivo a los Grandes Maestros de hoy a no mantener ocultos estos conocimientos y comenzar a difundirlos debidamente Esto provoco un nuevo y revitalizado empuje para el aprendizaje de el KARATE TRADICIONAL.

Lo Enseñado Era Correcto
Lo enseñado por los Antiguos Maestros de ninguna manera era incorrecto , y su letal aplicación fue comprobada en testimonios de los primeros practicantes y de los ex combatientes de la Segunda Guerra Mundial , tampoco se puede dudar de las habilidades del practicante nipón . Lo que motivo las dudas eran el sistema de patadas , golpes de puño y la forma de practicar los Kata en las rutinarias clases de Dojo lo que llego a cubrir con un manto de duda sobre la verdadera efectividad . Pese a esta duda se mantuvo como forma tradicional de enseñanza y aprendizaje , la disciplina tenia buenos frutos . Con la introducción de el Karate Deportivo en sus distintas variantes , Olímpico , Full Contac. , etc. , las Artes Marciales fueron modificando por si las aplicaciones y la interpretación de las distintas técnicas de combate , se aplicaron nuevos métodos y se introdujo el entrenamiento de alto rendimiento deportivo , de los atletas de otros deportes . se apreció que lo tradicional no era efectivo y que su valor era relativo , pero al analizar el problema con mayor profundidad se pudo detectar que había algo mas detrás de todo esto . A partir de una mayor presión sobre sus Maestros y al ver estos que era el momento oportuno se inicio una nueva etapa de la enseñanza de Japón hacia Occidente la que condujo a descubrir lo secreto de el Arte Marcial .

Nuevas Formas de Analizar los Kata
Esta nueva forma de analizar los Kata esta basada en aplicaciones de técnicas de agarre , volteos , presiones en puntos vitales y torsión de miembros y nervios , apoyados con movimientos de cambio de cuerpo , a esto se le llamó TUITE . Uno de los máximos exponentes de los Maestros de Tuite en Okinawa fuero los Sensei Hohan Soken de Karate Shorin y Shigero Nakamura de Okinawa Kempo , los que fueron Maestros de el Hanshi Fusei Kise , Líder Mundial del Estilo Kenshinkan en el Mundo , este lo enseño en principio al Kyoshi Jorge Julio Brinkmann y luego de el fallecimiento de este continuo enseñando al Kyoshi Juan Carlos Jöcker actual responsable del Estilo Kenshinkan en Sud América . Los golpes de puño y de pie deben ser empleados con aplicación de la fuerza directa contra el oponente , el Tuite en cambio , dirige la técnica aplicada , necesita menor esfuerzo de aplicación , no se conmociona con el choque de los golpes en el blanco y la aplicación de presión en puntos de dolor o vitales obtiene como resultado un poder combativo mayor y mas eficaz .

Puntos Vitales o de Dolor
Según los expertos son mas de 200 ó 250 los puntos que coinciden con terminales nerviosas en el cuerpo humano , sobre os cuales al ejercer una presión determinada y en un ángulo determinado producirán estados de inconsciencia , paros cardiacos o dolor insoportable . El Tuite requiere combatir a muy corta distancia , lo que exigirá velocidad de reacción y gran dominio de las técnicas y una practica dedicada y constante . Sus movimientos son de una belleza notable y sus aplicaciones no tienen defensa , pues no es posible endurecer las terminales nerviosas que transmiten el dolor , con la alta posibilidad de no dejar marcas ni rastros del ataque , esto permite una segunda defensa dado que el Tuite no deja constancias como las patadas o los golpes de puño que permitan posibles acciones legales por el que las recibió , dado que es muy difícil probarlas . También se puede decir que es un combate menos violento y mas racional al poder permitir un mejor control de los dolores o daños que producen sus técnicas . Como vemos cubre un mayor campo dentro de la Defensa Personal .

Tiempo de Aprender a Analizar Una Técnica
Una vez practicadas las técnicas básicas del Tuite no será difícil poder analizar los Kata desde este punto de vista y ver que distintas son las aplicaciones y además ver en que se convierte este Kata . Empezaremos a ver barridas , palancas , lances en lugar de los bloqueos y los golpes tradicionales a que estamos acostumbrados . Un nuevo pero a su vez antiguo Karate se presentara ante nuestros ojos , todo será distinto y tendrá un nuevo valor , se desarrollaran habilidades distintas que nos multiplicaran , las cuales sumadas a lo que teníamos aprendido se convertirán en un verdadero cumulo de conocimientos . Allí podremos entender el lema que se encuentra en la cabecera del Dojo del Hanshi Fusei Kise : JUZESEIGO ( Ju = Suave , Ze = Blando , Sei = Justo / Recto , Go = Regla , Ley , Duro , Fuerte , Lo que arma el metal ) ( Solo lo suave se impone a lo Duro ó Lo suave en su justa medida , regula lo Duro ) . Allí descubriremos el verdadero valor de una técnica correctamente aplicada con maestría y además temiblemente efectiva . Allí perderemos las dudas que en algún momento pudo pasar por nuestra mente . Allí encontraremos el Verdadero y más tradicional de los Karate de Okinawa .

El Guardar El Secreto Fue Necesario
Creo que el guardar el secreto por tantos años fue necesario , no se puede enseñar aquello que no se esta en capacidad de entender . Solo el haber progresado en nuestras técnicas y en nuestros entrenamientos nos permitió darnos cuenta de que algo le faltaba al Karate aprendido . También tenemos que tener en cuenta que este debe ser el método adecuado para enseñarlo en nuestras respectivas áreas , no podemos verter mas liquido cuando el vaso esta lleno . Muchos son los alumnos que han escuchado de sus maestros la existencia del Tuite y no pocos son los que han recibido una introducción del aprendizaje del mismo , pero si muy pocos son los que lo han entendido y lo pueden continuar aprendiendo y muchos menos son los que han recibido el preciado regalo de la enseñanza profunda de este arte marcial por parte de los Grandes Maestros de Okinawa .

Texto extraido de la pagina www.marcialarte.com

viernes, 17 de abril de 2009

Sensei Kokubo en Chile



La escuela "GOJU DO", ha organizado un seminario para este 1º-2 y 3 de mayo con Sensei Juichi Kokubo, destacado maestro de Karate Goju Ryu. Un seminario que no deberiamos perdernos todos los amantes de las artes marciales.

Para mayor informacion visitar la pagina de la escuela en el sitio web http://www.gojuchile.blogspot.com/

Grandes Maestros de Okinawa "Sokon Bushi Matsumura"

SOKON BUSHI MATSUMURA
Había pasado poco tiempo desde que Napoleón Bonaparte controlara la garganta de Europa con la potencia de sus cañones, cuando el señor Sofuku Matsumura hacía gestiones para introducir a su hijo Sokon en el mundo de las Artes Marciales. Eligió para ello, al Maestro más reconocido en aquellos tiempos, un anciano de 78 años cuya reputación estaba fuera de toda duda.
Después de un largo viaje por los caminos polvorientos e infestados de peligros de la Okinawa feudal del siglo diecisiete, llegó por fin, después de pasar por varios controles policiales Chinos, a la ciudad de Naha. No tuvo problemas para encontrar la casa del Maestro, pues todo el mundo le conocía, no solamente por su fama como Artista Marcial sino por ser Magistrado.
Allí se encontraban padre e hijo delante de un venerable anciano, que más parecía un poeta que un aguerrido luchador. Las referencias que presentaba Sofuku eran buenas, de otra manera hubiera sido muy difícil ser recibido por el Maestro; él, era un celoso protector de las formalidades sociales.
"Déjame ver al muchacho", carraspeó el Maestro mientras hacia extraños movimientos con el cuerpo.
"Sokon," le dijo con voz firme, "empezar las Artes Marciales significa iniciar una nueva vida. Pronto te darás cuenta de que tu carácter y tu personalidad son más importantes que la habilidad o la fuerza física. ¿Crees que te podrás entregar con diligencia obedeciendo a todo lo que se te diga sin una palabra en contra?".
La precisión de la mirada del Maestro, lo directo de su voz y el ambiente solemne hicieron sentir al joven adolescente temprano, como si se estuviera encogiendo. Cuando acabó de hablar aquel anciano, Sokon miró a su alrededor como para ver si tenía autorización para hablar. Todos los presentes le miraban fijamente esperando no solo una contestación, sino en que forma y actitud la expresaba. Esta situación, ya se había producido anteriormente en la casa y, debido a la poca determinación en las respuestas de los candidatos, el maestro los había rechazado. El joven, inspiró lentamente, dejó salir el aire por si solo y, contestó por fin: "No le defraudaré".
Este fue el primer paso que dio Matsumura en el camino que le llevaría hacia la fama y le colocaría al lado de los inmortales del Karate. Este momento tan significante sería la semilla que germinando en el tiempo produciría maestros como Itosu, Chinen, Tawata, Yasuzato y Arakaki, los cuales sistematizarían el karate para acabar denominándose Shuri-te y Sho-Rin-Ryu.
Anteriormente a estos acontecimientos, el karate no se enseñaba como lo fue desde entonces hasta nuestros días. Incluso el nombre era diferente, se llamaba kara-te o to-de que quería decir "mano de espiga", posiblemente debido al echo de que era practicado solamente por los campesinos que tenían prohibido por el clan de los Satsura Japoneses el uso de armas. Anteriormente a la "reforma" de Matsumura, los diferentes estilos de Kara-te, recibían el nombre de los maestros que los enseñaban pero sin ninguna unidad haciendo cada uno su propia interpretación del arte. Matsumura, sin embargo, llamó a su estilo Sho-Rin-Ryu, traducido como "el estilo del bosque joven". Este estilo no debe confundirse con el antiguo arte Okinawense, el cual todavía se sigue practicando en las islas y que recibe el nombre mismo nombre de "Sho-Rin-Ryu" pero con una genealogía y traducción diferente,-"el estilo del bosque de pinos".
Una vez iniciado el proceso de tutelaje bajo la dirección de Sakugawa, el futuro Bushi (samurai) Matsumura se desarrollo rápidamente como un habilidoso experto artista marcial. Y sucedió, que el invierno de1816, se le encontraron suficientes valores como para ser reclutado en el servicio imperial como chicudon, importante título concedido directamente por el Emperador y, anterior en el rango al que recibiera años antes su propio maestro- peichin. Esto le permitió vivir holgadamente y contraer matrimonio dos años después. Su nombre era Yonamine Chiru, conocida por todos como una mujer muy inteligente y de gran fortaleza física. Venía de una familia de renombrados practicantes de karate, siendo en el futuro una influencia y un pilar importante que contribuyó notablemente en el desarrollo social y espiritual de su marido.
Como sucede siempre, la gente comenzó a compararles, incluso se discutía acerca de quién era el mejor de los dos en las habilidades de las artes marciales. Se decía de ella, que era capaz de levantar un saco de arroz con la mano izquierda y barrer el polvo por debajo con la escoba en la mano derecha. "¿Quién sería el mejor luchador?". Esta era una duda que flotaba en el ambiente de la ciudad. El espíritu apostador y la afición por los retos siempre han sido característicos del carácter propio del pueblo Okinawenses.
Esas dudas fueron resueltas una noche cuando regresaba la señora Matsumura de una fiesta que se había cebrado en el barrio de Kaki-no-hana. Cuando el alcohol corrió en exceso entre los festejantes, el ambiente comenzó a ser poco a poco demasiado borrascoso. Entonces, Matsumura dijo a su mujer que regresara a casa, mientras él permanecía allí un rato más. Comenzaba a caer la noche cuando Yonamine inició el regreso a su casa por un atajo polvoriento y sucio que llevaba al templo medio abandonado de Sogen-Ji. De repente, un ruido entre los arbustos, la hizo sobresaltarse. Dio un salto a otro lado de la senda, mientras veía como salían de la oscuridad tres hombres suciamente vestidos y mal afeitados. La miraron maliciosamente como predadores dispuestos a saltar sobre su indefensa presa.
Ella , dándose cuenta de la situación de peligro inminente en la que se encontraba, mientras daba un paso atrás, recuperó la respiración inspirando lentamente, y se situaba en una zona donde la vegetación era más densa.
"¡Quitaros del camino, o tendré que castigaros a los tres!", dijo ella, pretendiendo desconcertarles.
Su truco no caló entre los rufianes, que se rieron de estas palabras, e inmediatamente se colocaron a la derecha del que parecía ser el jefe del grupo. Yonamine se percató inmediatamente del liderazgo del más barbudo. Su mente instintivamente recordó que, en situaciones de agresión múltiple, siempre hay que tomar la iniciativa del ataque y dirigir éste contra el líder o el más fuerte del grupo. Esto provoca un desconcierto inicial que debe ser aprovechado con ventaja por el asaltado. "Quien da primero, da dos veces". El paso que dio hacia atrás y a un lado también tenía una importante razón estratégica: "En la lucha contra varios atacantes hay que moverse de tal manera que el líder siempre quede entre tú y los demás", recordó que le instruyó su padre.
Antes de que el barbudo diera un paso mas hacia delante, Yonamine saltó sobre él como un gato. El hombre parpadeó con una expresión de miedo en sus los ojos al ver como la cara plácida y femenina de aquella mujer se transformó en un instante en una mascara horrible con los alerones de la nariz ampliamente abiertos, los ojos como los de un demonio y la boca abierta con una mueca horrible enseñando unos amenazantes dientes.
Su kiay , sonó como un extraño relámpago en una noche estrellada. Nada parecía ser lógico, pensaban los malhechores. Su desconcierto era total. Y, antes de acabar de pensar en ello, la mujer caía al suelo con una pierna, giraba sobre ella y dirigía el talón de la otra directamente a la sien del hombre más fuerte. Sin parar la acción, apoyándose en el pie de la pierna que acababa de utilizar como un martillo, proyectó otra patada lateral que con el canto del píe que dio impactó la garganta del segundo hombre que la recibió anonadado. Cayó éste sobre una pila de maderas agarrándose la garganta sin apenas poder respirar. No se habían todavía enderezado las rodillas de Yonamine cuando se abalanzó nuevamente sobre el primero dirigiendo la punta de su codo contra su nuez.
El tercer hombre, todavía intacto, se paró al instante y al comprobar la situación en la que se encontraban sus compañeros. Mostró una expresión de cara de perro asustado y cobardemente salió corriendo lleno de pánico. En solo tres pasos Yonamine alcanzó al bandido asiendole por el cuello de la camisa , le aplicó una patada en la parte posterior de una rodilla y cayó sobre él. En una posición parecida a la de un jinete montando un caballo, le trincó del pelo, y antes de que éste se protegiera con las manos, el canto de la mano derecha de la indefensa mujer cortaba el cuello del hombre como un hacha. La arteria gruesa del cuello no pudo resistir el golpe y el hombre quedó tendido sin conocimiento.
Entonces arrastró a los tres insensatos hasta colocarlos sentados, espalda con espalda, y los ató con su obi, que es el fajín ancho con el que se sujetan las ropas las mujeres. No acabó aquí su acción. Arrancó el palo que mantenía el nombre del templo y lo arrojó sobre ellos como un último acto reivindicativo y de asco. En la inscripción se leía, -" Paz en el espíritu, paz en el cuerpo, paz en las manos, paz en los caminos." Muy apropiado...
Horas después, Matsumura volvía a casa siguiendo el mismo camino. Según se aproximaba al templo, se extrañó al oír ruidos como lamentos que provenían desde los arbustos circundantes. Curioseando a través de la oscuridad de los matorrales, se sorprendió al ver a tres hombres amarrados como si fueran ganado y uno de ellos con sangre seca pegada a la cara. Mientras los desataba, reconoció el obi de su mujer. Los liberó y sin más preguntas los dejó ir mientras observaba atónito como caminaban con dificultad mientras se perdían en la oscuridad de la noche.
Al día siguiente, durante la hora del desayuno, Matsumura dejó caer el cinturón encima de la mesa delante de Yonamine y dijo, "Creo que esto te pertenece".
Su mujer, envuelta en el polvo de la limpieza, recogió su obi y sin una sola palabra, continuo con su trabajo como si nada hubiera pasado. Matsumura se mantenía tranquilo pero una duda le rondaba la mente, - no podía comprender, cómo una mujer tan dulce, bella y hacendosa como la suya podría haber maltratado tan duramente a tres hombres. La educación tradicional Okinawense limitaba muchos las preguntas que un marido podía cuestionar a su mujer, el sentido de la ofensa y de la privacidad en aquellas épocas, eran muy respetados. A pesar de la sensación de tener gusanos en el estómago y la cara enrojecida por la duda, no se atrevió nunca a preguntar abiertamente. Estaba seguro de que ella había sido la responsable de ese desaguisado. Una maliciosa sonrisa, dibujaba en su rostro demostraba tímidamente,- que él sentía una gran admiración por ella y por lo que había hecho, pero que no podía demostrarlo abiertamente debido a las estrictas reglas sociales. Descubrió de esta manera secreta, que Yonamine era realmente una gran experta en el mundo del karate, y que su familia había ocultado perfectamente su entrenamiento.
Efectivamente, el kara-te, como se denominaba por entonces, se practicaba secretamente en el seno de familias cerradas que guardaban sus técnicas de puertas a dentro.
Desde entonces, una duda, le acompañó durante el resto de su vida, - "¿Qué sucedería si el mismo se encontrara un día en una situación similar?".
Ese día no tardó mucho en llegar. La familia de Yonamine estaban celebrando una fiesta familiar, cuando Matsumura comenzó a sentirse enfermo que es una forma más elegante de decir "mareado", y se retiró a descansar. Un poco antes del anochecer, haciendo gala de ese carácter burlesco típico de los Okinawenses, se vistió como un granjero, embadurnó su cara con carbón y, salió corriendo hacia un lugar llamado Daido Matsubara por donde él sabía que su mujer tendría que pasar para ir de vuelta a casa. Quería darle un buen susto. Se escondió en una acequia y esperó a que llegara su mujer.
Al cabo de un rato, la vio descender alegremente cuesta abajo llevando en una mano un balanceante furoshiki , un hatillo en el que transportaba diferentes cosas de utilidad doméstica. Cuando creyó que estaba suficientemente cerca, saltó de repente hacia ella gritando todo lo que podía mientras agitaba los brazos como un espantapájaros. Solo tenía la intención de paralizarla dándole un buen susto.
La reacción de ella fue instantánea y espontánea. Tiró el hatillo y salto verticalmente mientras lanzaba dos patadas al pecho del fantasma. El sorprendido Matsumura no tubo ninguna posibilidad de defenderse pues quedó más sorprendido que ella. Ahí, no acabó la batalla. Nada más tocar el suelo, Yonamine utilizó, como dos resortes, ambos brazos, cuyos puños descargaron toda la fuerza un mismo sitio de la cabeza de Matsumura.
Cuando empezó a recuperarse del mareo y de las estrellas que había visto como consecuencia de los golpes, se percató, de que su bonita y domestica mujer, le estaba atando a un árbol con el mismo obi con el que atara a aquellos bandidos.
Matsumura no fue capaz de desatarse durante toda la noche. Ella era una experta en hacer lazos y nudos imposibles de desatar. Cuando los primeros rayos del sol calentaban el amanecer y su cuerpo aterido de frío, vio a un hombre bajar la cuesta montado al trote un caballo blanco.
"¡Eh!," gritó Matsumura. "¿Desáteme, por favor!".
El hombre descabalgó y quedó atónito al descubrir que se trataba del gran Matsumura. ¿Cómo un hombre con su reputación podría encontrarse en semejante situación?.
"Comprendo," dijo Matsumura, muy consecuente y visiblemente avergonzado, "Se estará usted preguntando, qué ha pasado. Yo mismo casi no lo sé. Dejémoslo como está, el mundo es grande y he descubierto que puede haber artistas marciales mucho más hábiles que yo".
Después como un perro con el rabo entre las piernas, regresó humillado a casa. Su dulce mujer le miraba sonriente mientras escuchaba el cuento que su marido le estaba describiendo. "Esta noche me han atacado un grupo de hombres y he tenido que defenderme..." Mientras ella le servía el desayuno solo le dijo, - "Tienes que entrenar mas duramente". Luego cayó y continuó con su sencillez habitual, después de todo el orgullo del marido quedaba en casa. En ningún momento le hizo sentirse descubierto. No quería ridiculizar más todavía a su marido.
Matsumura contó la historia a su venerado Maestro Sakugawa y, este después de reírse un buen rato, decidió darle un buen consejo.
"Mi querido alumno, ¿donde está tu punto más vulnerable?.". El punto más vulnerable para un hombre son sus testículos y para una mujer los pechos. Ellas cuando combaten ponen toda la atención de no ser golpeadas ahí. La próxima vez que te enfrentes a una experimentada mujer artista marcial, amaga un golpe al pecho, ella perderá el equilibrio al intentar cubrirse, y entonces debes entrar en la lucha cuerpo a cuerpo practicando alguna técnica de Ju-jitsu para proyectarla al suelo. Pero si ella, da muestras de ser más fuerte que un hombre, entonces lanza tu primer ataque a esas zonas sensibles".
Matsumura, se sentía totalmente desanimado después de su derrota las manos de su mujer. Pensaba en el consejo de su maestro y no podía dejar de pensar en ello. Aunque fuera una mujer la que le había ganado, no podía entender como su karate se había desarrollado a medias, pues en aquellos tiempos también habían ronins, samurais vagabundos que también eran mujeres de gran peligro. Esperó hasta encontrar la oportunidad de la revancha que se produjo dos meses más tarde.
Yonbara, era el pueblo donde vivía la familia de Yonamine. Fue de visita sola, recorriendo andando la distancia que se cubría en un día de marcha desde Shuri.
Matsumura vio ahí su oportunidad. Antes de que el sol llegara al ocaso ya estaba camuflado detrás de unos juncos que bordeaban el camino. Haciendo gala de ese carácter teatral que tanto le gustaba, esta vez decidió vestirse de pescador, se untó la cara con aceite y arena como si se tratara de un viejo lobo de mar, de esa guisa esperaba no ser reconocido. Se escondió y espero.
Al poco tiempo de ponerse el sol, su mujer llegó con marcha ágil cargando su pequeño hatillo de viaje. Si esperar más dilación, Matsumura se lanzó sobre ella profiriendo simultáneamente un fuerte kiay ,( grito explosivo). En esta ocasión, Yonamine dio un paso a tras y comenzó a describir un círculo lentamente alrededor de él, como lo haría un gato listo para saltar. Sin más, él lanzó un tsuki , (golpe de puño directo), hacia su pecho con la intención que le había explicado su maestro, como un cebo. Efectivamente, esta acción provocó en ella una tanta consternación que permitió que Matsumura se acercara a ella hasta hacer un cuerpo a cuerpo. Agarrándola de frente por el hombro derecho y por el codo izquierdo la hizo caer al suelo con una zancadilla a la pierna derecha, osoto-gari. Por fortuna esta técnica no encierra mucho peligro pues la caída puede ser fácilmente controlada por el atacante. Yatsumura se limitó a dejarla caer contra la espalda sobre el suelo y, salió corriendo.
Yonamine quedó sola y muy consternada pero no herida,- dos ataques en tan poco tiempo era demasiado.
Matsumura llegó a casa corriendo, se lavó, se sentó en la mesa y esperó como si nada hubiera pasado mientras bebía un vasito de sake,(vino de arroz).
"Omedeto gozaimasu", dijo ella en un tono entusiástico cuando finalmente entró en la casa.
"Por qué omedeto," preguntó Matsumura, pretendiendo no saber de qué estaba ella hablando. "¿Qué he hecho yo para merecer esa felicitación?".
Con una expresiva sonrisa reflejada en su cara, ella dijo,-"Estoy feliz porque después de hablar con el Maestro Sakugawa, por fin has aprendido a como combatir contra una mujer experta en artes marciales". Matsumura la miraba atónito. Había sido descubierto. No entendía nada. Ella debería mostrarse muy enfadada y muy ofendida por haber perdido. Después de todo cuando él fue derrotado, ¡ tardó tres meses en recuperarse!,y, ¿ ahora ella venía contenta habiendo sido derrotada?. No entendía nada.
"Querido marido", comenzó a hablar ella en un tono materialista.- "Hoy has aprendido dos grandes lecciones. La primera es que en combate no hay distinciones entre hombres y mujeres. Un oponente es un oponente. En algunas ocasiones, como has comprobado, una mujer puede ser mucho más peligrosa que un hombre si esta bien entrenada en el mundo de las artes marciales. Y, la segunda , que el corazón de la mujer siempre se alegrará por la victoria de su marido aunque ella sea la que pierda. Nosotras somos luchadoras silenciosas en constante pelea contra la vida diaria. Esta vida no tiene sonoras recompensas para nosotras, pero cuando veo a mi marido feliz y orgulloso por haber tenido una victoria, entonces por unos momentos nos sentimos felices y orgullosas de haber contribuido a su felicidad. Siempre he sabido que tu eras el atacante, y me he sentido triste durante estos meses por tu anterior derrota. Ahora estoy feliz".
Acabando de decir esto, abrazó a Matsumura y se fue a barrer el suelo levantando un saco de trigo de 40 kilos con una mano y barriendo por debajo con la otra...
Matsumura quedó anonadado por la profundidad y humildad de su mujer. Con cada lágrima que caía por sus mejillas sintió como un poder enorme invadía su espíritu. El espíritu de la humildad y de la sencillez que le acompañaron durante el resto de su vida .

Las Artes Marciales tienen en si mismo, no solo el poder de la destrucción, sino la caricia de la sensibilidad. Ambos extremos como el Ying y el Yang, se complementan, uno no puede existir sin el otro y de producirse esta circunstancia , se producirá un gran desequilibrio.
Las Artes Marciales por medio del entrenamiento físico y riguroso fortalece el cuerpo hasta límites insospechados; rompimientos de piedras, combates durísimos, entrenamientos agotadores, etc, y por medio de la meditación y las conversaciones con el sensei,( profesor director de la escuela). La delicadeza de la filosofía penetra, poco a poco, durante el trascurso de muchos años en el espíritu del iniciado. El artista marcial tiene en su mano la posibilidad de crear vida o causar muerte y entre esos extremos discurre su existencia. La humildad y la sencillez desarrollados durante muchos años de practica le harán comprender un día cualquiera,- ¿Por qué Dios escucha las lagrimas de las mujeres?,o, ¿Por qué en una mano un saco y en la otra una escoba?. Preguntas sutiles que encuentran la adecuada respuesta solo, en el espacio silencioso de la meditación o, en el mundo profundo de la mente de la mujer.

Grandes Maestros de Okinawa "Karate Sakugawa"

El arte del karate como es conocido actualmente, se debe a un hombre nacido en el siglo XVIII llamado Sakugawa. Dejó una amplia estela de conocimientos, entre los que destacan: el dojo kun, o reglas éticas que se siguen en los gimnasios de Artes Marciales, la kata Kusanku, la kata de bo Sakugawa bo kata y el sistema general de entrenamiento que conocemos hoy en día.
Nació en Shuri, Okinawa, el 5 de marzo de 1733 y murió el 17 de agosto de 1815.
Cuando tenía 17 años, sucedió un acontecimiento que marcó toda su vida. Un mal día, su padre fue llevado a casa por varias personas. Había sufrido una paliza y después los agresores le obligaron a beber alcohol hasta el límite que no podía resistir ningún ser humano. Esta agresión se produjo por una venganza: El padre no bebía alcohol hasta emborracharse, cosa poco común en una época donde los campesinos oprimidos por la policía imperial japonesa tenían en esta actividad etílica un medio para expresarse desinhibidamente. Éste motivo fue suficiente para provocar un altercado que acabó con la vida del desafortunado padre de Sakugawa.
En el lecho de muerte, lo mandó llamar, " Hijo, mírame bien. Quiero que me prometas una cosa. Aprende a defenderte y no vivas como tu padre, siempre sometido al capricho de los más fuertes. Debes aprender artes marciales, no vivas humillado como yo. No permitas que abusen de ti ni te hagan sentir ridículo hombres de esa calaña, que cobardemente atacan en manada como perros salvajes".
Después de enterrar a su padre, Sakugawa buscó un artista marcial que pudiera complacer el último deseo de su progenitor, y al cabo de un tiempo oyó hablar de un monje llamado Takahara Peichin. El título Peichin, añadido detrás de su apellido, era una garantía, pues representaba un honor que el rey otorgaba por servicios distinguidos. El monje vivía en un pueblo cercano al suyo, Akata, lo cual era muy conveniente. Visitó a Takahara y le explicó su misión. El monje le escuchó detenidamente y le dio la primera instrucción:
"Las Artes Marciales son un estudio para toda la vida. No es un capricho de meses o años. Es para siempre. Tiene unas bases filosóficas muy profundas centradas en estos principios: Do, un camino de vida, una forma de vivir. Ho, la ley, las reglas estrictas para realizar una kata. Katsu, el uso real de las katas en luchas reales."
Esta introducción impresionó tanto a Sakugawa que no solo se inició en el entrenamiento en cuerpo y alma, sino que lo continuó durante el resto de su vida.
Mientras los años pasaban rápidamente, Sakugawa, se desarrolló como uno de los mejores alumnos bajo la disciplina de Takahara. El sistema de lucha que aprendió se llamaba To-De, el cual era una derivación del Kempo chino. Sin embargo, le faltaba mucho por aprender.
El entrenamiento correcto y la ética aprendida durante tantos años fueron puestas a prueba aquel día cuando el joven Sakugawa decidiera visitar el alegre barrio de Nakashima-Yukaku. Tenía por entonces la fuerza y la poca prudencia de los 23 años. Este arrabal era famoso por tener calles muy licenciosas, en las que la "alegría" corría por las calles sin mucho control policial. Era el sitio ideal para ir a divertirse de una manera desenfadada. El beber alcohol y las bromas de unos a otros eran actividades normales.
La segunda lección, trascendental para su vida, la tuvo aquí y pudo comprobar con gran vergüenza cómo, a pesar de su exquisita educación, se colocó en la misma baja categoría como la que demostraron los que atacaron a su padre.
El encuentro con Kusanku
Mientras cruzaba un puente cerca de la ensenada de Izumizaki, vio a un elegante chino, vestido con ropas de seda, que miraba sobre la barandilla del puente. Parecía ensimismado en la observación del reflejo de la luna sobre las aguas del río. Un repentino impulso se apoderó de Sakugawa. En el ambiente social existía una animadversión hacía los extranjeros, especialmente los chinos, pues éstos eran cultos y muy refinados en la formas sociales . Se vestían con largas túnicas de seda que les daban una apariencia frágil y elegante.
"¡Por fin tenía la posibilidad de burlarse de un chino invasor!", pensó nuestro "héroe". Ese era el momento perfecto.
"Voy a empujar al "dandy" al río y me reiré de él," Sin pensarlo dos veces; se acercó lentamente por detrás y, repentinamente, le dio un fuerte empujón. El chino gritó con poderosa voz en marcado acento Okinawense:
"¡Peligro!", al mismo tiempo que agarraba la muñeca de Sakugawa con la fuerza de una tenaza de hierro.
"¿Por qué haces esto?", le preguntó el extranjero. "¿No te das cuenta de que una broma como esta podía haberte hecho mucho daño? ¿ Qué hubiera pasado si yo fuera débil y no hubiera podido parar tu acción? Tú eres muy fuerte y no deberías jugar así. La gente de Okinawa ha sido muy buena conmigo y voy a dejar pasar esto, pero contrólate en el futuro, ¿ qué pensaría tu padre de ti si se enterara de lo que has hecho?"
Sakugawa se sintió tan avergonzado que no podía articular palabra. Al poco rato, se acercó un joven local y muy cortésmente ofreció con una reverencia, un vasito de sake al elegante chino extranjero. Mientras éste bebía, el muchacho se volvió hacía Sakugawa y preguntó:
"¿ No eres tú Sakugawa? No estaba seguro de reconocerte. Tu fama de artista marcial es muy famosa. ¿Qué haces aquí?".
En esos momentos Sakugawa hubiera preferido estar bajo tierra.
"¿Conoces a este joven?", preguntó con curiosidad el caballero chino, mientras apuntaba con un dedo a Sakugawa.
"Sí", contestó el joven, "Es un conocido karateka local con muchas posibilidades".
El distinguido chino miró a Sakugawa muy de cerca, como lo haría un miope. "Si alguna vez vienes a Kume-Kura, pregunta por Kusanku y yo te enseñaré no solo el cómo sino también el porqué de las Artes Marciales". Después, refiriéndose al muchacho que le había traído el sake dijo: "Este es Kitani-Yara, un estudiante que me está ayudando durante mi estancia en este país".
Sin más conversación , acabaron los tres cruzando cordialmente el puente como si nada hubiera pasado. El joven estudiante en continua actitud servicial, Sakugawa anonadado por lo sucedido y el maestro Kusanku andando muy ufano con las manos entrelazadas por detrás de su cuerpo, decía:
"¡Que día más bonito!, ¡ que agua más bonita!, ¡ que puente más bonito! , ¡que cielo más bonito!"
En ese momento, Sakugawa se percató de que se encontraba delante de alguien muy especial. No solo tenía un guía entregado para resolverle cualquier deseo, sino que vivía en Kume-Kura, que era una población cercana a Naha, donde se afincaban las familias chinas provenientes del importante puerto de Fukien en China. Estas familias eran cuidadosamente elegidas por el Emperador de la China para facilitar las relaciones entre Okinawa y su corte imperial. ¡Por lo tanto se encontraba delante de un embajador!
Sobrepasado por la emoción y por este golpe de suerte, Sakugawa no podía esperar para contarle a su maestro lo que había sucedido. Cuando así lo hizo, Takahara se puso muy feliz y dijo, "Ve con Kusanku y aprende de él todo lo que puedas. Es el artista marcial más reconocido que jamás haya venido de China. La fortuna te ha sonreído. Cuando Kusanku regrese a China, nos enseñaras todo lo que has aprendido de él, esto es muy bueno para Okinawa. ¡Ahora, corre!"
Obedeció su consejo y permaneció con Kusanku durante seis años. Años dedicados al entrenamiento físico riguroso y al estudio de la antigua sabiduría china.
Allí descubrió que Buda enseñó que todo sufrimiento viene de la ambición. Que el respeto a los ancianos es fundamental, según otro filósofo chino llamado Confucio, para que el ser humano se desarrolle con fuertes lazos familiares, base de toda cultura sana y fuerte. Y que la Naturaleza es la madre que da todo el soporte que el hombre necesita para vivir, así lo enseñaba un sabio errante llamado Lao-Tse. Años intensos en los que descubrió que las Artes Marciales iban mucho más lejos que la mera realización de ejercicios físicos por muy complejos que éstos fueran.
Las Artes Marciales y el estudio de sus secretos filosóficos tenían tanta fuerza que podían por si solos alimentar la llama de la ilusión perdida. Habitar en una isla llena de prejuicios y de supresión como el que se producía por entonces las Islas de Okinawa, era muy difícil de soportar. Éstos nuevos conceptos, calaron muy profundamente en el espíritu de Sakugawa y así los transmitió posteriormente a sus alumnos.
A la edad de 29 años recibió un aviso urgente, Takanaka, su antiguo sensei, reclamaba su presencia desde Shuri. Volvió rápidamente, encontrándolo gravemente enfermo.
El anciano monje le dijo:
" La razón por la que te he hecho venir es porque quiero saber si vas a continuar por la vía correcta de las enseñanzas del Karate. Tú puedes enseñar muchos buenos secretos de la ética de las Artes Marciales y yo no he tenido ni la calidad ni el tiempo suficiente para lograrlo. Si tú me dices que continuarás la obra, entonces moriré sabiendo que mi sueño se hará realidad. La razón de mi existencia no quedará sin continuación".
Tomando un momento para recuperarse del esfuerzo de hablar sobre tema tan trancendental, y siendo consciente de que le quedaban muy pocas respiraciones, asió la mano de Sakugawa y le dijo solemnemente:
"Quiero que a partir de ahora te llames Karate Sakugawa, y consigas que los habitantes de Okinawa se sientan orgullosos de ti".
Dos días más tarde moría Takanaka.
Cuando unos años más tarde el maestro Kusanku regresó a China, Sakugawa continuó con la dirección de la escuela de su primer profesor.
Desde entonces, se ha reconocido al maestro Sakugawa como el primer profesor y maestro del estilo de las artes marciales okinawenses. Posteriormente, en el siglo XX, acabaron por bifurcarse produciéndose la aparición de las dos ramas comúnmente aceptadas como el verdadero karate okinawense y su hijo, el karate japonés.
LOS MAESTROS Y LOS ESPECIALISTAS
Comenzaron entonces a aparecer las diferencias entre los especialistas y los maestros. Los maestros eran como los médicos generales que tienen que estar versados en todos los aspectos de la medicina; mientras que los especialistas, como su nombre indica, practican un solo aspecto del arte de la medicina.
Los especialistas existen en todas la ramas de las artes marciales. Solo se mueven en su propio ambiente. Son magníficos en su limitada virtud donde son muy admirados. En judo, están los especialistas en seionage; en karate, los que utilizan prácticamente solo la técnica de gyaku-tsuki, etc, y la lista podría ir hasta el infinito. En los deportes de competición modernos, algunos artistas marciales pueden llegar a ser campeones renombrados, pero esto queda muy lejos del auténtico espíritu de las artes marciales. Es como un grito en una tormenta.
Los especialistas no puede distinguir de entre los árboles las hojas. Desarrollan una o dos técnicas que les van bien y olvidan el resto. Su campo de visión es muy miope por prestar tanta atención a un solo aspecto del paisaje. Se transforman en personas que van sabiendo más y más de menos y menos.
Los tres mosqueteros
Karate Sakugawa tenía tres alumnos que eran conocidos con el mote de "Los tres Mosqueteros". Tres amigos que iban juntos a todos los sitios, se llamaban Okuda, Makabe y Matsumoto. Eran sus sempais (asistentes de confiqanza del maestro o hermanos mayores) y eran muy admirados por el público.
Okuda era el especialista supremo. Era "el golpeador", que podía poner fuera de combate a cualquiera. Tenía el sobrenombre de "Mano de Hierro". Los campesinos, cuando conversaban a cerca de él decían: "Okuda puede matar a un toro de un golpe". Su fama era tan grande que cuando llegaba de visita a otras ciudades, era recibido con gran admiración, y pronto se veía rodeado de muchos admiradores incondicionales que le daban palmadas en la espalda y se empujaban para andar al lado de él .
Makabe era pequeño. Pero era muy rápido, listo y esquivo en sus movimientos. La leyenda decía de él que había nacido debajo de las alas de una golondrina. Le llamaban "el hombre pájaro". También levantaba pasiones cuando aparecía por algún sitio público.
De entre los tres, Matsumoto era como el médico descrito anteriormente. Hacía todo bien, era perfecto en la técnica básica y sus kumites (combates) no tenían nada fuera de lo normal. Evidentemente, no tenía ninguna especialidad. Cuando los "Tres Mosqueteros" caminaban juntos por las calles, nadie se acercaba a él. No era un especialista... Cuando alguien le preguntaba a otro, "¿Quién es ese? ¿cuál es su especialidad?, ¿ qué puede hacer?" la respuesta siempre era parecida a esta: "Ah, él. Es un buen profesor. Nada especial".
Sucedió entonces que un barco proveniente de China recaló en el puerto de Naha, Okinawa. A bordo venía el capitán del barco que era muy conocido por su fortaleza física y como gran peleador. Se llamaba Oshima-Kuryu y era de origen chino. Este capitán tenía la costumbre jactanciosa de ir retando a cualquiera que pretendiera quitarle la supremacía de la fuerza física. Efectivamente, nunca había perdido una pelea y presumía en público de su poderío.
Nada más poner pie en tierra, Oshima ya estaba preguntándose si encontraría pronto a alguien que quisiera enfrentarse a él. Se decía: " La gente de aquí ya me conoce. Nadie aceptará un reto. Tengo que inventar algo".
Por fin tuvo una idea. Una noche se dirigió a la taberna del puerto y, después de provocar y dar una paliza a un fornido marinero, le quitó la ropa como un signo de victoria y burla a los lugareños. Siguiendo este maquiavélico plan, continuó así noche tras noche. Al cabo de un tiempo, se corrió la voz por toda la ciudad de que un enorme chino estaba burlándose de los burdos pescadores okinawenses. Esta queja llegó a oídos de las autoridades policiales, que naturalmente estaban formadas por oficiales chinos, los cuales, en circunstancias similares, siempre miraban para otro sitio.
Las noticias llegaron a la ciudad de Shuri, y finalmente a oídos de Karate Sakugawa, que por entonces actuaba de Magistrado, un trabajo que era realizado en aquellos tiempos por maestros de karate gracias a su buena reputación.
Una noche, los tres mejores alumnos de Sakugawa decidieron bajar al puerto para tomar unas copas. Los "Tres Mosqueteros" estaban bajando en animada charla por el único camino que bordeaba la montaña en dirección al puerto, cuando una gran sombra se interpuso en su camino. Allí estaba aquel hombretón con, varias ropas colgando de su hombro. Inmediatamente se dieron cuenta de que se trataba del matón del que tanto habían oído hablar.
Okuda decidió entrar en acción. Dijo:
"¡Eh, tú alto! ¿ Eres tú el que está provocando tanto alboroto en la vecina ciudad de Naha? Si lo eres, date la vuelta y márchate de aquí ahora mismo o nosotros te obligaremos a ello".
Oshima- Kuryu, muy despacio, movió negativamente la cabeza y contestó: "Solo me marcharé si soy vencido. ¿ Veis estas ropas?, se las he quitado a expertos como vosotros".
Okuda, en ese mismo momento se lanzó contra él y le aplicó su famoso golpe de toro. Kuryu se apartó hacia un lado y el puñetazo acabó en el aire, desequilibrando por la inercia a Okuda, el cual acabó girando sobre su propio cuerpo. Kuryu aprovechó la ocasión y, con la gran experiencia ganada en cientos de peleas callejeras, aplicó un golpe seco al cuello de Okuda que acabo con su conciencia y con el cuerpo tirado por el suelo.
"Mañana volveré por aquí a la misma hora", dijo Kuryu , y se marchó orgullosamente.
Durante todo el día siguiente, Makabe entrenó específicamente la serie de argucias y de técnicas que pensaba utilizar la próxima noche. Golpeó con fuerza un pesado saco de arena, endureció sus puños con la makiwara; ( un tablón flexible con un cojín de paja trenzada en un extremo), e hizo "fintas" de cintura para esquivar los puñetazos. Por la tarde practicó randori (un circulo de luchas alternadas) con sus alumnos golpeando duramente a todos. "Pobre de Kuryu", pensaban los discípulos mientras caían por los golpes, "Si Makabe puede con todos nosotros, ¿qué no podrá hacer contra un hombre solo?" El espíritu del Dojo (gimnasio) era muy alto.
Esa noche, Makabe, "el hombre Pájaro", estaba esperando. Oshima-Kuryu no faltó. Pelearon. Makabe era rápido, inteligente y astuto. Pero no fue suficiente. El chino aguantó todos sus ataques y finalmente , después de un cuerpo a cuerpo, proyectó violentamente al okinawense contra el suelo, dejándole sin respiración. Kuryu volvió a ganar. Makabe nunca había entrenado en un cuerpo a cuerpo como se hace normalmente en el judo o en el jujitsu . Tampoco sabía cómo pelear en el suelo, ni cómo zafarse de una llave a una articulación.
La gente del pueblo oyó las noticias y comenzó a preocuparse profundamente. Todos deseaban que Karate Sakugawa salvara el honor del pueblo okinawense de Naha. Querían que el Gran maestro se enfrentara a ese presuntuoso extranjero Chino. Pero Sakugawa dijo:
" No os preocupéis. Nuestros dos especialistas han fracasado. Eso ha sucedido porque están demasiado ensimismados en una sola técnica. Para vencer a ese hombre hace falta improvisación y usar el cuerpo y la mente en unidad. El cuerpo solo vence si el oponente responde bien a tu ataque premeditado y se deja engañar, pero contra un combatiente fuerte y muy desorganizado solo vale usar la mente intuitiva. En la fuerza contra la fuerza, vence el más fuerte. En la fuerza contra la fuerza y la mente juntos, vence la segunda opción. Matsumoto, primero fue un especialista, y ahora es como un médico general ; él ganará".
No estaba todo el mundo de acuerdo con a opinión de Sakugawa, incluso se llegó a decir que en realidad lo que quería era evitar el combate con el terrible capitán del barco. ¿Cómo iba a ganar Matsumoto si nunca había destacado en nada especial? Las apuestas comenzaron a circular raudamente y la mayoría apostaba por Oshima-Kuryu.
Aquel día Matsumoto lo pasó pescando en el puente. La gente le veía y decía : "¿Cómo va a vencer a Oshima si no se entrena y no es siquiera capaz de pescar ni un pez?"
Otros pensamientos muy distintos calmaban la mente de Matsumoto:
"Un rayo de tormenta dura un instante y debe caer en el sitio correcto para ser mortífero, pero el rescoldo de un buen fuego dura más tiempo y de él salen muchas más ventajas".
Efectivamente, en la tercera noche, allí estaba Matsumoto, esperando al capitán chino. Cuando se encontraron frente a frente, el okinawense se percató de que tenía delante de él al más poderoso contrincante con el que se hubiera enfrentado jamás.
Pelearon durante un largo periodo de tiempo sin que Matsumoto apenas hiciera ruido. Por el contrario, el chino resoplaba, saltaba, se abalanzaba, tiraba docenas de golpes, gritaba...¡era un verdadero impresionante espectáculo de fuerza bruta!
Finalmente, cuando Oshima comenzaba a mostrar signos de gran fatiga, pues apenas podía respirar, atacó torpemente con las últimas fuerzas que le quedaban intactas. Matsumoto desapareció delante de él, y esto es lo último que vio el enorme chino. Le aplicó un golpe al hígado que derribó simultáneamente la vanidad del hombretón y su enorme cuerpo. Quedó en el suelo retorciéndose de dolor, asfixiado y sintiéndose morir, pues tal es el efecto que produce un certero golpe al hígado, aunque la potencia del impacto sea floja y en este caso; no lo fue. El impacto fue tan preciso que Oshima Kuryu necesitó varios meses para recuperase.
"Ha llegado la hora de retirarme", declaró Oshima meses después. "Me siento feliz por haber sido vencido por un hombre que domina la técnica básica y que es discípulo del maestro Karate Sakugawa. Todos mis oponentes anteriores eran especialistas. Todos tenían algún truco que era fácil de detectar y no les fue suficiente para vencerme". Después, desapareció de la historia de la artes marciales sin dejar más recuerdo que el haber sido vencido por un alumno de base del maestro Sakugawa.
Cuando muchos años más tarde, Karate Sakugawa se retiró, pasó su Menkyo-Kaiden, es decir, el certificado de máxima competencia que en el Karate se entrega solamente a aquel alumno que tiene toda la confianza del maestro y que solo se entrega una vez en la vida, a Matsumoto. Sin embargo, su mayor logro se produjo cuando tenía 78 años. Fue entonces cuando el Gran Sokon Matsumura vino a él para recibir clases como alumno.

viernes, 27 de marzo de 2009

Grandes Maestros de Okinawa "Sensei Chomo Hanashiro"

Sensei Chomo Hanashiro nació en Okinawa en 1869 y a muy temprana edad comenzó a entrenar con quien algunos consideran el más grande maestro de Tode de Okinawa "Matsumura Sokon" (1809-1901), mejor conocido como "Bushi" Matsumura. Matsumura ya era bastante mayor cuando Hanashiro comenzó a entrenar con él por lo que pronto uno de sus alumnos mas adelantados continuo formándole como experto en Karate-Do …Itosu Anko (1830-1915).Desde los comienzos del siglo veinte Hanashiro se desempeño como profesor de Educación Física en las escuelas secundarias de Shuri lo que le sirvió también para ayudar a su maestro Itosu en su proyecto de integrar al Tote en los programas de Educación Física de Okinawa.
En los años veinte Hanashiro ya era considerado y reconocido como uno de los más grandes maestros de la isla incluso por otros maestros.Hanashiro Sensei no fue solo el precursor del Karate-do en las escuelas sino que también en el uso del nombre Karate-Do con el significado de Mano Vacía en vez de Mano china, como queda constancia en su libro escrito por este en 1905 llamado , "Karate Shoshu Hen" ("Karate Kumite"),
Hanashiro Sensei fue uno de los directores del "Tode Kenkyukai" (Asociación para la Investigación del Tode Okinawense). Esta Asociación ya había sido formada en 1918 por el Sensei Miyagi Chojun, creador del Goju Ryu. El principal propósito de esta organización era continuar con las enseñanzas del Sensei Itosu Anko, Sensei Higashiona Kanryo y Sensei Aragaki Seisho, la ultima generación de maestros que había muerto entre el 1915 y 1918.Dentro de esta asociación los maestros Chomo Hanashiro, Sensei Chojun Miyagi, Sensei Kenwa Mabuni, Sensei Choyu Motobu, Sensei Shinko Matayoshi y el maestro Chino de la grulla blanca, Gogenki enseñaban Karate-Do e intercambiaban ideas. Desgraciadamente el club Kenkyukai se disolvió al final de 1920, se dice que esto fue producto de las demandas de los propios alumnos.
Uno de sus mas cercanos amigos y condiscípulos fue el maestro Kentsu Yabu.

Entre sus alumnos se destacan Nakamura Shigeru (1892-1969, Okinawan Kempo), Chitose (1898-1984, fundador del Chito Ryu), Nakama Chozo (1899-1982, de Kobayashi Ryu), Shimabukuro Zenryo (1904-1969, fundador de Seibukan Shorin Ryu) y Kinjo Hiroshi (1919- ).
El año 1945 fue un año terrible para el Karate-Do y para Okinawa en general. La Batalla de Okinawa, en la Segunda Guerra Mundial, dejo después de 82 días de cruenta lucha a muerte mas de 60.000 civiles muertos incluyendo a muchos maestros y estudiantes de Karate-Do, desgraciadamente entre ellos estaba Sensei Chomo Hanashiro.

jueves, 26 de marzo de 2009

Shiko Dashi y el Centro de gravedad

Sabido es por cualquier practicante serio de Karate Do, que este proviene de Okinawa, y que sus raices originarias de la isla se mezclan con estilos de combates de China.
El siguiente articulo trata sobre la posicion Shiko Dachi del Karate Do, tambien llamada "MAPU" en el Kung Fu. Esta posicion se encuentra practicamente en todos los Katas del Goju Ryu traidos desde China por los antiguos Maestros, y tambien en otros estilos tradicionales de Okinawa.

Echa la relacion anterior explicaremos las razones por las cuales los practicantes de Karate Tradicional y los practicantes de Kung Fu le prestan tanta atención a la práctica de posturas bajas y que beneficios les han dado a los luchadores desde tiempos inmemoriales.
. . .


"Imaginemos la siguiente conversación:
- En Kung Fu no pelearan así, no?
- Claro que no!!!
...será la respuesta de un artista marcial que comprende los conceptos mas profundos del arte. "

Pensar que los estilistas del arte marcial chino pelean con posturas súper bajas e incomodas para los desplazamientos es tan disparatado como el pensamiento que los practicantes de Tai Chi Chuan pelean "en cámara lenta".Cuando entramos a un gimnasio de boxeo y vemos un luchador saltando la soga comprendemos que es un ejercicio para desarrollar diferentes habilidades, no que el mismo va a entrar al ring con la soga en las manos. Lo mismo pasa con el entrenamiento de posturas, es una HERRAMIENTA de determinados estilos de origen chino y Karate tradicional, para desarrollar habilidades especificas. Vamos a tomar como ejemplo la postura básica por excelencia: "Shiko Dashi", "Mapu" o "postura del Jinete".


Beneficios que se ven a primera vista al practicar la posicion del Jinete:

1)Fuerza: todo el que ha probado quedarse más de un minuto en esta postura conocerá que el trabajo de tensión estática a la que se somete el cuadriceps es muy fuerte, ganando así fuerza en la pierna y mayor sustentación a la rodilla para prevenir lesiones.
2)Flexibilidad: En la zona de los tobillos, rodillas y cadera.
3)Alineación: Desarrolla una columna derecha y la habilidad de dejar caer el peso del torso derecho hacia el piso.
4)Perseverancia y resistencia: Históricamente se ha hablado mucho de que antiguamente se dejaba al alumno meses solo aprendiendo esta postura. Así los pocos que superaban esta prueba tenían la perseverancia para seguir aprendiendo.
5)Enraizamiento: Si se deja caer el peso de manera correcta uno aprende a "enraizarse" mas al piso y conseguir así una postura firme.
6) Una excelente técnica de desequilibrio y lance usando nuestra postura

Bueno, muchos pueden decir que para lograr fuerza uno puede hacer pesas, para flexibilidad puede estirar, para la alineación practicar autoconciencia corporal y para la perseverancia hacer largas caminatas bajo el sol. Pero además de trabajar todas estas cualidades juntas el entrenamiento de esta postura nos da algo vital que define este articulo:

El Desarrollo de un centro de gravedad bajo.

Si prestamos atención cuando vemos a un practicante de artes de combate que incluyan golpes y lucha cuerpo a cuerpo : Kung Fu, Karate Goju Ryu, Judo, Aikido, Sumo, Lucha libre, etc. se presentan en todos la misma premisa, se flexionan las rodillas y la cadera, se baja el centro de gravedad al nivel de la panza y se separan los pies. ¿Por que?, en un combate se presentan golpes, se usa fuerza, hay empujones y uno de los objetivos de nuestro rival (si es inteligente) es romper nuestro equilibrio y así desbaratar cualquier reacción y dejarnos indefensos.Por ejemplo si quiero volcar una mesa tengo que sacar su eje de la verticalidad y eso se logra primero levantando el centro de gravedad. Entonces necesito hacer frente a todos estos intentos de levantarme el centro de gravedad, esto se logra bajando la postura y dejando caer nuestro peso corporal directo al piso.
Un centro de gravedad mas bajo y una base de apoyo más amplia harán que nosotros seamos más estables, por ejemplo los autos de formula 1 necesitan de esto para no volcar a altas velocidades, el eje se encuentra en el medio de sus puntos de apoyo que son amplios .

Por eso en una posición de cuerpo a cuerpo donde se van a presentar posibles forcejeos e intentos del rival de hacernos perder nuestro eje, nos ayudará mucho tener un buen desarrollo de este tipo de posturas. En la foto vemos la postura "mapu"( Kung Fu) y la "Shiko dashi" de(Karate Goju Ryu) adaptada para la lucha . Aquí no solo será más difícil que levanten nuestro centro, sino que también nuestras acciones serán más "pesadas" y estaremos más agarrados al piso . Para golpear también se necesita un centro bajo y firme, con esto ganamos estabilidad, peso y una correcta posición defensiva, también en las técnicas descendentes (Golpear hacia abajo, pesar o tirar hacia abajo) tendremos una ayuda extra del cuerpo si lo deprimimos.
. . . . . . . .


El trabajo y nuestra atención mental sobre este "centro" del que hablamos no solo nos mejora nuestra técnica marcial, sino que también nos genera una actitud mental y emocional más centrada, firme y sólida para nuestra vida cotidiana.
El desarrollo del centro de gravedad mediante la practica de posturas debe ser tenido muy en cuenta, no por nada nuestros antepasados los desarrollaron de esta manera y lo expresaron en los estilos que nos legaron.
(Articulo complementado y basado en el escrito Por Jeronimo Milo: www.centrosanti.com.ar/)

Evitar lesiones en Artes Marciales

Acerca de las posturas y las lesiones de la espalda
Como en toda actividad física, la práctica de las Artes Marciales conlleva el riesgo de lesiones y deterioro del cuerpo, no solo por traumatismos de golpeo en el entrenamiento sino también por movimientos y posturas contenidos en el arte. Entre las lesiones más importantes por su grado de incapacitación y force al retiro de la práctica se encuentra la lesión de espalda interna-externa. Para analizar esto comenzare con una explicación breve e informal de cómo se compone la columna.
La columna se compone de:
Parte osteo-tendinosa (discos intervertebrales), ligamentosa Tendones que la unen a músculos agonista y antagonistas.Función principal es la de amortiguación, flexión y soporte del resto de los componentes y del cuerpo en general.Parte ósea (vértebras), funcionan como soporte del cuerpo y protección de las ramificaciones nerviosas ubicadas en la zonaLa que mas sufre el daño del deterioro por tiempo, stress y por abuso son las ligamentosas y el osteo tendinosas.
Para tener una idea de representación de columna:
Sujete entre sus dedos pulgar e índice, un dulce de los llamados marshmallows o malvaviscos. En este caso, los dedos serán las partes óseas, el malvavisco, los discos intervertebrales y la mano serán los tendones y ligamentos que la rodean. Presione suavemente, observara como la esponja del dulce se comprime dependiendo de cómo y en que parte se aplica la presión. Si es hacia la derecha, se comprimirá hacia la derecha produciendo un abultamiento hacia la izquierda, viceversa. Una vez que cesa la presión, el dulce tiende a retomar su posición/ forma iniciales; si lo presiona mas fuerte, el dulce quedara con esta forma, (comprimido). La presión puede venir aplicada desbalanceadamente de exprofeso o por diferencia de fortaleza, tamaño, entrenamiento, etc. de los dedos, representándose así informalmente, lo que serían las hernias discales y el deterioro de los cuerpos tendinosos y ligamentosos, que en el caso del cuerpo humano vienen dados también por el exceso de peso, la perdida natural de elasticidad, malas posturas y mal uso de la columna vertebral, horas de trabajo sentados o de pie, etc.
Entre las lesiones más frecuentes y con tratamiento más largo están las de los cuerpos osteo tendinoso, ya que en la mayoría del caso, fracturas o roturas de ligamentos provienen de accidentes y eventos fortuitos.
En artes marciales, sobre todo en “calentamientos” y esquemas o katas, tenemos posturas que, mal hechas, colocan un sobretrabajo en todos los componentes de la columna y de la espalda en general.
Al adoptar una mala postura, un movimiento mal hecho (torsiones o flexiones), se le coloca a la columna una presión- tensión (medible en libras / pulgadas 2, kgrs. /cms2). Una vez que esta tensión presión se aplica a la columna, las partes débiles, se comprimen, deforman y desgastan trayendo como consecuencia inestabilidad y desplazamiento de la parte ósea irritándose o dañándose, en ocasiones irreversiblemente, las ramificaciones nerviosas que parten de ella, produciendo dolor, cese de funciones o hasta incapacidad.

Existen algunas posturas comunes a todas las artes marciales, cabe mencionar:

Posición de jinete. Posición del arquero una rodilla doblada a casi 90 grados, una estirada con peso distribuido del cuerpo 80-20%Pierna vacía Peso en una pierna flexionada mientras la otra solo toca el piso con punta de pie.Siete estrellas, Peso en una pierna mientras la otra solo toca el piso con talón.Media posición de jinete, ambas piernas flexionadas, una con mayor ángulo que otra (distribución del peso 65-35%).
Hemos escuchado con el tiempo que para manejar “energía”, fuerza interna, etc. debe adoptarse las posturas en una cierta forma, otras veces, la mayoría, la postura esta bien, solo es mal adoptada por el practicante y esto en lugar de ser saludable, merma y deteriora la espalda en forma acelerada. Por ejemplo:
En la práctica se observa que la posición de jinete, es hecha de una de las 2 formas siguiente, cuando se hace mal:
Posición de jinete:
Para lograr dar un apostura baja (cosa que solo se da en apariencia), el practicante saca la pelvis hacia delante exageradamente, dando a su espalda forma de “C”, otras veces es hecha al contrario, curvando la zona lumbar hacia adentro sacando los glúteos.Esto pone en la columna una presión de 1 ½ vez el peso corporal/ cm2, vale decir, si Ud. Pesa 60kgrs, esta poniendo una presión de 90 kgr / cm2. Si Ud. hace esta postura por 2 mts diarios imagine cargar 90 kgr por 2 mts cada día. Un esfuerzo similar estará haciendo su columna; esto ocasiona entonces que se dañen sus discos y tendones y no estará ganado nada en cuanto a forma física.
Posición del arquero:
Usualmente y de forma equivocada, esta postura se realiza con el tronco hacia delante a veces recto, otras veces dándole a la espalda forma de “C”. Acá la presión es de 1 1/3 veces el peso corporal / cm2. Aplique acá el mismo ejemplo para la postura anterior. Para ambas posturas, el trabajo debe ser muscular por excelencia, deben hacerse con las "piernas” más que con la espalda.
Movimientos Varios:
-Práctica común es también sacudir el pie o “pisar exageradamente fuerte” antes de dar un paso o postura particular. Acá la presión sube a números exorbitantes, aprox. 3 ½ veces el peso corporal/cm2 y esta onda de choque (casi explosiva), se desplaza a tobillos, rodillas, caderas y a la zona lumbar.-Una sesión de trabajo de elasticidad con un calentamiento pobre en calidad y en cantidad.
La mala ejecución de patadas, ponen en la espalda una presión de 2 ½ veces el peso del cuerpo/ cm2, mas la onda de impacto al hacer contacto con el oponente, sumado todo al esfuerzo para mantener el balance del cuerpo erguido. Estas deben ser hechas ayudándose con el tronco y la articulación superior de la pierna, (Coxo-femoral). Pareciera sin embargo que el daño por estos movimientos es menor, esto se aprecia así porque la duración es de apenas segundos, pero…qué acerca de la repetición?Hacer un puño sacudiendo la cabeza como consecuencia del mismo, arriesga a lesiones de las cervicales y hasta cerebrales ya que es una onda explosiva progresiva sobre cuello y cabeza.
Un buen ejercicio es calcular el monto en minutos de la practica normal - semanal y la infinidad de posturas que se hacen en las artes marciales en una sesión de práctica, sumado a las malas posiciones y manejos de pesos y cargas que se hacen durante el día, a que si ha tenido un parto, su columna soporto un peso de aprox. 3-4 kgrs. extras por 9 meses; que si es hombre, la columna soporta la acumulación de grasa abdominal propias de la edad y la falta de actividad física y podremos imaginar la carga de trabajo que se da a la columna vertebral.
Es muy importante saber que los primeros sitios de inicio o de detección de artritis y artrosis es la columna y las rodillas, produciéndose jorobas o malformaciones varias en las mismas.

SUGERENCIAS:
-Debe trabajarse más las posturas con los músculos que con las partes tendinosas o huesos. -Las posturas fijas deben darse más con las piernas y el tronco (músculos), que con la espalda y otras partes óseas. -La columna debe mantener una postura, ergo-cómoda, natural, donde trabajen músculos y tendones más que discos y vértebras

-Obsérvese, si le falta forma física, consígala primero y vaya de forma progresiva, no se “haga trampa” a sí mismo, dando la “apariencia” de un postura baja sacrificando salud, si es ud flexible, trabaje más en tonicidad sin abandonar el trabajo de elasticidad, previniendo lesión por exceso de contracción.

-Consulte a su instructor sobre la forma correcta, hágalo frecuentemente para que él se vea en la necesidad de investigarla si no la conoce.

-Existen posturas difíciles en artes marciales así como en el yoga pero estas son exigidas progresivamente, una vez lograda la forma física.

-Trabaje las posturas bien hechas progresivamente pero con constancia, esto le dará condición física para hacerla y podrá ir tomándole gusto a la misma. -Haga frecuentemente ejercicios de alivio de estrés y de liberación de presión para espalda y rodillas.-Fortalezca músculos y tendones de apoyo y soporte de las articulaciones.

-Las vértebras dan una rotación de solo 6 grados, el resto lo da la caderas, cintura y articulación superior de las piernas, estresarlas hará muy poco por su forma física.

-Mantenga en lo posible una buena postura con columna y cuellos erguidos naturalmente sin forzarlos.-Consulte a su médico, bibliografía, Internet, sobre recomendaciones al respecto.
Fuente:http://www.redmarcial.com.ar/salud/