jueves, 6 de marzo de 2008

Karate Tradicional v/s Karate Deportivo


El objetivo del KARATE, es el dominio de las técnicas de autodefensa. Sin embargo, esto es solo una parte del tema. Cuando el Karate empezó a popularizarse en Japón, el método de enseñanza no estaba desarrollado y cada maestro mostraba sus conocimientos a su manera. La forma tradicional de enseñar, que era dando la mayor importancia al dominio de los Kata y sin enseñar muchas técnicas de lucha, aburria a los alumnos. Así pues, y pese a la desaprobación de los maestros, los alumnos "crearon" su propio método de lucha, el Jiyu Kumite (combate libre). Hoy en día, tanto en Japón como en la mayor parte de los paises donde se practica, el Jiyu Kumite es la parte más importante del Karate. La diferencia entre enseñanza tradicional (Katas) y práctica de combate (Kumite), divide hoy el mundo del Karate en dos variantes: Karate como deporte y Karate como arte. Ambas son válidas, aunque la segunda esté mucho más extendida, pero plantean algunos problemas.

El Karate como deporte es muy espectacular, pero también bastante peligroso. Y dejando aparte el hecho de la posibilidad de accidentes, resulta bastante incompleto en dos sentidos:
• A nivel técnico. Poco a poco se filtran y se van dejando de lado aquellas técnicas que no son útiles en competición, pese a que fuera de un ring, y sin árbitros, pueden ser más prácticas.
• A nivel mental. Si solo se aprenden técnicas de lucha, dando importancia a ganar en competición, todos los beneficios que trae consigo la práctica del Karate, se reducen al beneficio sobre la salud de la practica regular de un deporte (lesiones a un lado), sin ningún desarrollo colateral del carácter y el autocontrol.

El Karate artístico tradicional, digamoslo claramente, resulta aburrido para el común de la gente. Los beneficios de la repetición monótona y continuada de los Kata no se asimilan hasta después de mucho tiempo de práctica. De hecho, este es el motivo de que actualmente domine el Karate de competición en la mayoría de los gimnasios. Sin embargo, el Karate es mucho más que estas dos formas de practicarlo, e incluso la suma de ambas. Dedicarse tan solo al estudio del combate o las técnicas de los Kata, es un estudio parcial.


Texto del Maestro Toshio Tamano.
"La diferencia fundamental entre el Karate Budo (el Karate como Arte Marcial) y el Karate deportivo reside, a mi entender, en el hecho de que éste último no tiene contacto alguno con la esencia del Budismo Zen, el cual, en cambio, se encuentra muy presente en el Karate tradicional. El Karate Goju Ryu de Okinawa está enraizado en el Budismo Zen; concretamente deriva del boxeo chino del templo Shaolin, creado por los monjes de esta religión. En consecuencia, el Goju Ryu tradicional ha heredado el verdadero espíritu del Zen. El maestro Chojun Miyagi, creador de este estilo, afirmó que la meta del Karate es la misma que la del Budismo Zen, es decir, alcanzar la iluminación espiritual. En la actualidad, el Karate deportivo se ha hecho popular en todo el mundo. Pero si insistimos demasiado en el aspecto deportivo, el espíritu del Budo se perderá, y las técnicas originales del arte marcial quedarán modificadas, perdiendo su significado real. Así, el público tendrá una idea erronea sobre el significado del verdadero objetivo de este arte.
Por esta razón tengo la convicción personal de que todos los karatekas, practiquen el estilo que practiquen, deben conocer el Karate Budo. Sin este punto de referencia, poco a poco, las técnicas y el espíritu del Karate irán muriendo y, en el futuro, el Karate quedará reducido a una simple práctica deportiva de lucha."

1 comentario:

  1. Lo que escribes no es cierto, es más, ni siquiera está adecuadamente fundamentado. La gente se aburre con los kata porque ni los comprende, ni tienen perseverancia; son blandos, débiles y de espiritu volátil y quebradizo. Tampoco es cierto que los alumnos decidieran hacer el jiyu kumite porque se aburrian con los kata, me consta que te lo has inventado, pues sí existe en karate tradicional, y no apareció por aburrimiento, faltaría más.

    La auténtica diferencia entre el karate tradicional y el karate deportivo, es que el karate deportivo no es karate, es "karate deportivo", pero nunca será karate bajo ningún concepto. Es más, al karate do se le tiene que poner la palabra "tradicional" por culpa de llamar a ese deporte BASADO en el karate, karate.

    Las artes marciales emplean manos, pies, cabeza, codos, etc. No se diferencian por las técnicas que emplean, sino por sus "principios de actuación" (por decirlo de una manera sencilla). Son estos principios, los que luego determinarán las técnicas que empleamos. El karate deportivo no se basa en los principios del karate; no usa kyusho, no pega patadas bajas, la distancia de puño no es realista, el puño es "a ver quien llega antes" y por eso es muy difícil bloquear o proyectar, no se emplean posiciones robustas ni defensas "decentes", se dan botes inútiles en una situación real y un sinfín de diferencias que apoyan firmemente lo que expongo.

    No critico el karate deportivo, lo practico y me encanta, es muy divertido y saludable, pero no me olvido de practicar karate, karate de verdad, paralelamente. Solo quiero decir eso, que cuando estemos practicando karate deportivo, no nos olvidemos de que lo que hacemos no es karate, y que llamarlo karate es una profanación al arte de lucha que realmente es.

    ResponderEliminar